Podéis encontrarme en:

16 sept. 2015

Tempestad a la fuga

He salido corriendo a buscarme con la falda más corta que mis miedos y vestigios de carmín de la noche anterior. He preguntado en cada calle, esquina y rincón, y nadie parecía saber de mí.
He intentado buscarme en esos antros de mala muerte a los que acudía, creyendo inútilmente que podía encontrarme en el fondo de botellas de alcohol barato, y tampoco lo he conseguido.
Me he llamado a voz en grito en aquel lugar por el que siempre decía que me encantaba pasear, pero ni siquiera el eco me ha devuelto la llamada.
Me he perdido más veces de las que soy capaz de contar. Me he perdido incluso en un vano intento de encontrarme.

Hoy decido dejar de buscarme, hoy decido que no quiero saber más de mí. Que me busque otro, yo ya me doy por perdida.